Alternative Text
de 25. Agosto 2020

Fridays for Future Chile


Entrevista Fundación Trekking con Catalina Santelices Brunel, Fridays for Future Talca

Reseña mía

R: Mi nombre es Catalina Santelices Brunel, tengo 17 años, y soy activista ambiental en Fridays for Future Chile en Talca y la campaña Escazú Ahora. Mi activismo comenzó hace más de un año, cuando Fridays for Future llegó a mi ciudad y decidí unirme al movimiento debido a una necesidad interna de comenzar a actuar y generar un cambio positivo en el mundo. Desde ese primer día que me senté junto a un grupo de jóvenes que no conocía afuera de la municipalidad de Talca, no he dejado de aprender, cuestionar y actuar en pro de mi futuro y el de las generaciones siguientes.

¿Cuál es el mayor peligro ambiental para ti, en Chile?

R: Entre todas las problemáticas ambientales que enfrenta nuestro país, yo creo que una de las más peligrosas puede ser la minería, ya que destruye ecosistemas completos, contamina los ríos, el aire, las napas subterráneas y a las personas que viven cerca de los yacimientos mineros. Además, al ser una actividad tan destructiva, una vez que se interviene el lugar, muchas veces ya no hay cómo repararlo, por ejemplo, nunca podremos recuperar los glaciares Toro 1 y 2, gravemente destruidos por el proyecto minero Pascua Lama.

glaciares amenazadas

¿Qué cambiarías como Ministra de Medioambiente en Chile?

R: Si yo fuera la Ministra de Medioambiente en nuestro país, intentaría incluir las opiniones de las comunidades indígenas y de las y los ciudadanos en la toma de decisiones. Esta es una de las herramientas que nos proporciona el Acuerdo de Escazú y que para mí es vital. Ya que las personas merecen que sus conocimientos y opiniones sean tomadas en cuenta al momento de decidir sobre proyectos con incidencia directa en su calidad de vida.

¿Crees que se podrían resolver los problemas ambientales a través de la educación?

R: ¡Totalmente! Tener acceso a diversos conocimientos es la base para el progreso de nuestra sociedad. Por eso yo creo que la educación ambiental, desde temprana edad, es vital para poder comenzar a tomar acción por la crisis climática. Si no sabemos el impacto, ya sea positivo o negativo, de nuestras decisiones, nunca entenderemos cómo podemos mejorar para así disminuir nuestra huella en este planeta y empezar a construir el mundo que queremos.

educación ambiental

¿Qué opinas acerca de la calidad de vida de las personas en las ciudades chilenas?

R: Yo creo que hay mucho que mejorar, el constante estrés provocado por el hacinamiento y congestión vehicular. Podría ser aliviado con la implementación de más ciclovías que nos permitan desplazarnos de manera ligera y amigable con el medioambiente. Además, creo que se debería priorizar la creación de espacios verdes con árboles nativos que nos den la posibilidad de recrearnos al aire libre. Después de un día ocupado, para poder empezar a sacar la mirada de las pantallas y comenzar a enfocarnos en lo realmente importante.

Los bosques nativos están siendo talados, el desierto se está extendiendo y los mares ya contaminados están siendo sobreexplotados, ¿cómo te imaginas Chile en 2050?

R: Lamentablemente con el panorama actual y la inacción estatal y social, yo creo que el Chile del 2050 probablemente se verá enfrentado a desastres naturales cada más destructivos y habituales. Como ustedes decían, el desierto se extenderá cada vez más al sur, cambiando completamente la forma de vida de las ciudades de la zona centro y sur de nuestro país. Además, las y los pequeños pescadores y agricultores se verán gravemente afectados debido a la inevitable sequía y la depredación de nuestras costas. Probablemente para el 2050, parte de Rapa Nui y algunos sectores costeros ya estarán bajo el agua, obligando a las personas que habitan dichos sectores a migrar. Quizás es un panorama un poco radical y drástico de imaginar, pero desgraciadamente hay múltiples estudios científicos que lo respaldan. Aún estamos a tiempo de actuar para mitigar estos impactos, todavía tenemos posibilidades de hacer algo al respecto.

plantación de árboles nativos en Chile

¿Qué contribuciones personales harías para cuidar el medioambiente en Chile?

R: Yo creo que al igual que la gran mayoría de las personas que están preocupadas por la crisis climática, seguiría reciclando, compostando, disminuyendo el consumo de carne, agua y plásticos, prefiriendo transporte público o bicicleta, y muchas otras acciones que pueden parecer pequeñas. Pero que si todas y todos comenzamos a implementar, ¡podemos generar un gran cambio! Pero sobretodo, y es lo que intento hacer ahora, educar a más personas sobre las crisis climática y las maneras que tenemos de mitigar sus impactos con cambios en nuestras políticas ambientales. Pues en estos momentos necesitamos ir más allá y modificar el sistema que nos ha llevado al nivel de destrucción actual de nuestros ecosistemas.

¿Qué acciones urgentes debemos realizar para proteger y conservar el patrimonio natural en Chile?

R: Debemos comenzar por informarnos, para luego actuar de manera eficaz y con conocimientos de lo que realmente genera un impacto positivo en nuestro medio ambiente. Teniendo en consideración la gran magnitud de la crisis climática que enfrentamos, yo creo que a estas alturas ya no es suficiente con reciclar y compostar. Si bien es una buena forma de empezar a vivir de manera sustentable, necesitamos ir más allá, cambiar nuestros hábitos de manera radical y exigir un cambio real en el sistema actual. Ya que hay evidencia más que suficiente para entender que el pensamiento de nuestra sociedad no es sostenible, debemos dejar de pensar en un desarrollo económico infinito que trae a cuestas la destrucción de nuestro planeta finito.

lleer más: ¿Sabes cuán dañino es el Internet para el clima?

¿Qué personaje actual o de la historia te inspira, y por qué?

R: Aunque suene cliché, yo creo que la persona que más ha inspirado mi trayectoria como activista, es Greta Thunberg. La joven sueca creadora del movimiento Fridays for Future Chile a nivel global, que me ha enseñado que nunca eres demasiado pequeño para hacer grandes cambios, que el cambio tiene que ser sistémico y que nuestras voces como jóvenes deben ser escuchadas. Tenemos mucho que decir respecto a lo que sucede en Chile y en el mundo, no por nuestra corta edad nuestras opiniones tienen menos importancia, y esto me ha permitido empoderarme para no tener miedo de decir lo que pienso.