KÉFIR EL LÁCTEO SALUDABLE
Alternative Text
de 1. Diciembre 2021

Kéfir – El lácteo saludable


El kéfir es una sustancia parecida al yogur, que se obtiene de la doble fermentación de la leche (puede ser de cabra, vaca u oveja, o también de agua,  de coco o de arroz). La fermentación la realizan unos microorganismos que se agrupan en colonias que  tienen el aspecto de unos bolos que adquieren la forma de una coliflor.

Estos bolos contienen varias especies de bacterias, como; Lactobacilus, estreptococus, bifidobactarium, lactococus, que son las que realizan la fermentación  láctica y hongos como: Sacharomyces y Kluveromyces, que son los que realizan la fermentación alcohólica.

 Luego de realizada la doble fermentación, se ha registrado que el Kéfir contiene:

  • Macronutrientes, que varían según el ingrediente base con el que se elabore.
  • Vitaminas y minerales, como las vitaminas A, D y B12, calcio y potasio.
  • Gas carbónico (CO2).
  • Ácido láctico (0,5 a 0,9 %).
  • Alcohol etílico (< 1 %).
  • Diversas especies de bacterias y hongos o levaduras.

Beneficios de consumir Kéfir

Contribuye  a restituir el equilibrio de la flora intestinal y por lo tanto de sus funciones, aportando de esta manera a la salud digestiva, protegiéndonos frente a bacterias y hongos que podrían ser peligrosos para nuestra salud. Especialmente indicado en personas que han tenido tratamiento con antibióticos, recuperando la flora bacteriana.

Este lacteo también contribuye  al mejoramiento de enfermedades digestivas, tales como el colon  irritable o la enfermedad inflamatoria intestinal.

Por otra parte, se han identificado sustancias en el Kéfir que favorecen el buen funcionamiento del Sistema Inmune.

Contraindicaciones del kéfir

El Kéfir está contraindicado en  personas intolerantes a alguno  de sus componentes,  por ejemplo, en personas intolerantes a la lactosa, en  personas con sistema digestivo sensible, en personas con colitis ulcerosa grave, personas con intestino permeable, en personas con tratamiento con inmunosupresores. Ante la duda puedes consultar con un médico.

Cómo hacer kéfir en casa

Debes tener:

  • Recipiente de vidrio
  • Las bolas de kéfir

Preparación

  • Vierte en el recipiente de vidrio, el ingrediente base de elección (leche, leche de coco, agua de coco, bebida de arroz, etc.), rellena dos terceras partes. Incorpora los  gránulos de kéfir, en una proporción de 3 cucharadas por litro.
  • Cubre el recipiente con una gasa o paño, lo ajustas  con un elástico.
  • En un lugar sombreado dejas reposar el recipiente durante 24 horas.
  • Pasada las 24 horas, puedes colar (colador no metálico)  el contenido y dejarlo a temperatura de refrigeración para su consumo diario.
  • Separa las bolas de kéfir y repite el proceso.
  • El proceso se debe realizar cada 24 horas, aunque no consumas el kéfir, si lo colocas en el refrigerador, el proceso de será más lento. Las bolas de kéfir se deben lavar, se recomienda hacerlo con agua que no contenga cloro.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.