Alternative Text
de 9. Octubre 2020

Ralún: Un paraíso entre senderos y termas naturales


por Cristian Navarro Castro

Es bien sabido que la región de Los Lagos en Chile orgullosamente posee una infinita belleza escénica y por esa razón es poseedor de una gran reputación a nivel mundial en lo que respecta al turismo. Sin duda la oferta hotelera y gastronómica es bastante amplia y de muy buen nivel como en –

ciudades turísticamente consolidadas como Puerto Varas, Puerto Octay o Frutillar, pero poco se habla de la gran oferta turística que pueden ofrecer a los visitantes localidades rurales cercanas a éstos grandes centros urbanos, como es el caso de Ralún y sus termas naturales.

río Petrohue

¿Cómo llegar?

Distante aproximadamente a 70 kilómetros de Puerto Varas se encuentra ésta pequeña localidad caracterizada por la amabilidad de sus habitantes y por su bello entorno natural que lo protege. Para llegar aquí se debe recorrer la ruta CH-225 pasando por la localidad de La Ensenada (punto que conecta con dos cruces: uno con subida al volcán Osorno y el otro con los Saltos del río Petrohué). En éste segundo punto se debe seguir el recorrido tomando la ruta V-691; la misma que a su vez conecta con las localidades de Cochamó y Puelo. Es importante señalar que no existe locomoción constante hacia la zona, por lo que es recomendable que coordine con antelación los traslados con gente del lugar.



La V-691 es una ruta realmente asombrosa; cumbres rocosas, helechos y nalcas, caídas de agua, cipreses, ulmos, pinos, arrayanes y la singular belleza de la laguna “Pata” son elementos perfectos para disfrutar de la hermosura natural de éste rincón de la región de Los Lagos. Sin embargo, si el recorrido lo hace en vehículo, debe transitarla con extremo cuidado ya que posee numerosas curvas, cuestas y pendientes que, como si a propósito, fuese hecha para tomarse el tiempo de disfrutarla con calma.

fógon de Chelita

Termas naturales de Ralún

En el kilómetro 26,5 un rústico letrero indica el camino de entrada hacia las termas naturales de Ralún, lugar perfecto para cargarse de energía y sanar algunas dolencias físicas y musculares gracias a sus cálidas aguas. Un camino ripiado, baja serpenteante entre terrenos rurales hasta llegar a un gran jardín abierto propiedad de la amorosa señora Celia Uribe (conocida como “Chelita”) que además de operar como estacionamiento funciona también como un rústico restaurante llamado “El Fogón de Chelita”, en el que ofrece almuerzos, camping, canopy, cabañas, pan amasado, empanadas, café, miel de ulmo y artesanías.

cascada

Rodeándonos de numerosos arbustos de murtas y árboles de avellanas llegamos a orillas del río Petrohué para iniciar el cruce en bote hacia el otro extremo por no más de $ 2.500.-, para luego de un pequeño trekking de diez minutos entre bosques nativos, llegar finalmente al “paraíso termal” de Ralún. Numerosas pozas de arena volcánica nos dan la bienvenida y a su vez invitan inmediatamente a sumergirse y disfrutar de su calidez junto con la posibilidad inigualable de oír sólo el ruido del agua, las aves y el sonido de los árboles acariciados por el viento.

Definitivamente es un lugar maravilloso, pero sería irresponsable dejar de mencionar que deben considerar que por su calidad de termas naturales hay circunstancias también naturales que transforman el lugar drásticamente. Debido a la cercanía del río Petrohué y su desembocadura con el mar, hay horarios en que aumenta considerablemente el caudal, por lo tanto ello hace que la pleamar (marea alta) cubra completamente las pozas y desaparezcan estacionalmente las termas.

ruta V 69

Cascada

Para los más aventureros que no sólo se conforman con un reconfortante baño termal, existe además la posibilidad de realizar senderismo hacia una enorme cascada o a la laguna colgante “labra”, que asombra por su inigualable belleza y vista hacia todo el valle. Ambos senderos tienen una dificultad media, por lo que es recomendable para personas con un estado de salud apto para éste tipo de actividad.

sendero termas

Como ven, éste “escondido paraíso” de la provincia de Llanquihue tiene muchas bondades y actividades para ofrecer, el que a su vez cuenta con todos los protocolos sanitarios para hacer de éste viaje una estadía segura. Sólo es necesario tener ganas de armar el equipaje y desconectarse absolutamente de todo aquello que no permite ser feliz.

¡Nos leemos en otra aventura!


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *