Península Valdés
Alternative Text
de 6. Diciembre 2017

Península Valdés


Buenos Aires

Por alguna razón siempre volvemos a Buenos Aires; la ciudad tiene un estilo tan distintivo que siempre vale la pena. Esta vez nos alojamos en el Hotel Bezirk en San Telmo, en medio de la acción y a sólo un par de minutos caminando del centro. Al atardecer probamos el restorán Desnivel. Nada de qué quejarse. ¡El bife chorizo es espectacular! Pero maöana comenzamos nuestra aventura de verdad, el viaje a la Península Valdés.

Trelew

El vuelo que teníamos planeado no resultó debido a una huelga de aerolíneas Argentinas. Después de pasar varias horas en el aeropuerto, pronto quedó claro que la huelga duraría un par de días. Mientras las conversaciones entre la compañía aérea y los pasajeros enojados subían de tono, nosotros abandonamos el lugar de los hechos y reservamos pasajes en bus. En Vía Bariloche partimos entonces desde Recoleta para realizar un viaje muy pesado  de 24 horas hasta Trelew. Los niños sí lo pasaron bien, ya que vieron películas sin parar. Después de un viaje tan largo no nos quedamos mucho tiempo en el hotel y  fuimos inmediatamente a visitar el Museo Prehistórico MEF. Durante la tarde dimos una primera vuelta en un auto arrendado: Gaiman un lugar famoso por su té y sus kuchenes al estilo galés y no nos quedaba lejos. Puede que no suene emocionante, pero sí es un buen comienzo.

 Punta Tombo

 La Estación Marítima se encuentra luego de pasar el Puerto Rawson y justo enfrente de la prefectura. El tour en bote dura  una hora y en caso de mal tiempo hay que saber que puede haber olas grandes. Se puede observar sobre todo delfines (Tonina Overa). Son 100 Km por camino pavimentado  y otros 20 por camino de tierra para llegar a Punta Tombo. Toma casi dos horas hasta la entrada del parque. Luego hay pasarelas de madera y un sendero de 1,5 Km. que desemboca en la costa. En el camino se ven cientos de pingüinos magallánicos en sus nidos. En septiembre llegan primero las hembras  y un par de días después las hembras. En noviembre ponen los huevos y alrededor de febrero los juveniles cambian plumaje y en conjunto con los polluelos suman orgullosamente unos 500.000 pingüinos  A continuación seguimos nuestro viaje hasta Puerto Madryn.

Tour por el día a Punta Valdés, Península Valdés

Llegar a Punta Valdés toma su tiempo y como queremos aprovechar el día en ver la máxima cantidad de fauna del lugar optamos por tomar un guía local durante el día de hoy. Atravesamos Puerto Madryn y una vez en la ruta doblamos rápidamente hacia la costa para ir a  Golfo Nuevo. El lugar se conoce como el Doradillo y es una zona famosa, porque entre septiembre y octubre se pueden ver ballenas francas australes incluso desde la orilla. Llegan a pocos metros con la marea alta junto a su descendencia. Un buen punto de observación es la playa La Cantera. Siguiendo el camino llegamos otra vez al pavimento y unos pocos metros más allá está el estacionamiento. Aquí es necesario pagar entrada. Desde este punto  se continúa hasta el Istmo Ameghino, el sitio  más angosto entre Golfo San José y el Golfo Nuevo. Las excursiones están permitidas sólo en el sector del Golfo Nuevo. Después de una hora se llega a Punta Pirámides donde se encuentra la colonia de lobos marinos y una gran cantidad de fósiles. Justo un poco más allá se ubica Puerto Pirámides con sus locales, restoranes, alojamientos y las agencias que ofrecen excursiones para ver las ballenas. A partir de ahora son 60 Km hasta Punta Delgada. Si hay viento mucho cuidado con las cámaras, porque se levanta arena. A 40 Km se aprecia una pequeña colonia de Elefantes Marinos en Caleta Valdés. Un poco más es posible visitar otra colonia de pingüino magallánico. Ahora volvemos por un camino interno de 65 Km de regreso hacia Puerto Pirámides. En el camino vemos maras, choiques, armadillos, guanacos y hasta un zorrillo. De regreso a Puerto Madryn se extiende frente a nosotros el pavimento. Este tour puedes compar como paquete completo o participes en una salida programada.