Contacto
Trekkingchile App
Trekking

Cabalgatas Chile

Kayak

viajar

Alojamiento

Info Chile

Café Caminante

Portada

Trekking - Peteroa - Azufre

Peteroa (3603 m)
& Azufre (4100 m)

Los monstruos del azufre

V. Peteroa: Trekking
V. Azufre: alta montaña
3 a 4 días

Ninguna montaña de la región iguala la belleza indómita de este grupo de volcanes. Al este de Curicó, bordeando la frontera, el complejo se despliega a lo largo de 130 km2, el punto más alto son los 4100 m del volcán Azufre. Ya desde la Panamericana se divisan su perfil alargado y sus planchones de hielo: aproximadamente el 60 por ciento del volcán está cubierto por glaciares. Por ello, es imprescindible llevar crampones, piolet y –según la ruta– también una cuerda.

Desde el lado argentino, la cumbre del Azufre se alcanza en un ascenso simple, pero un poco monótono, en una salida de un día completo. La ruta chilena, en cambio, ofrece generosos panoramas del territorio de glaciares segundo en tamaño en Chile. Pasando la encantadora Laguna Teno, nos lleva primero a los imponentes cráteres del volcán Peteroa que alcanza los 3603 metros de altura. La fiera rugió por última vez recién en 1991, y las ácidas emanaciones de dióxido de azufre son vivo testimonio de su vitalidad. En uno de los cráteres, hasta cuyo borde avanza el glaciar, está preparada la tina que borbotea el tóxico ácido sulfúrico: sin embargo, no recomendaríamos tomar un baño...

En el extremo norte del complejo, se yerguen majestuosos los 4090 m del volcán Planchón. Con las piedras extremadamente porosas de andesit y de basalto en la última parte, el gigante pide el tributo de quien quiera llegar a la cumbre.

Pero no sólo las cumbres compensan los esfuerzos; también el camino a la cima, que en su integridad pasa por encima del límite de los árboles, fascina con sus espectaculares paisajes.

Punto de partida

Curicó.

Cómo llegar

Atención: En enero 2005, el camino hacia el Paso Vergara estaba intransitable por serios daños causados por rodados. No hubo información si este año se va a reabrir el paso. En un vehículo todoterreno, por ahora solo se puede llegar hasta el retén de Carabineros Pichuante, unos 20 kms. antes de la frontera. Más información: Carabineros, Comisaría Teno, Fono +75-411133.

Desde Curicó, primero hay que viajar por aproximadamente 100 km por la carretera internacional en dirección al paso Vergara (aprox. 2500 m). Transporte público hay sólo hasta Los Queñes (km 46) donde también está el control de Carabineros. Para el ascenso desde el lado argentino se requiere un salvoconducto otorgado por la Policía de Investigaciones. Si en los documentos del auto figura otro nombre que el del conductor, se necesita un permiso notarial de dueño. Como punto de partida para la ruta argentina se recomiendan las fuentes termales de Azufre.

Quien se decide por la ruta chilena, sólo requiere los documentos habituales, como pasaporte y documentos del auto. Pocos kilómetros antes de la frontera se encuentran las fuentes termales de San Pedro, donde hay un lugar para acampar. Para el ascenso aquí descrito, estacionamos el auto justo al lado de la piedra fronteriza y emprendemos el camino.

Día 1 (5-6 hrs.)

Cruzando una vega pantanosa, primero nos dirigimos en dirección al extremo norte del volcán Planchón que se yergue ante nosotros. Al lado occidental de la vega encontramos un sendero que nos lleva justo al filo arriba de la Laguna Teno; hasta aquí, la subida demora alrededor de 1,5 horas. Como trasfondo de los reflejos azules de la laguna, se dibuja la segunda zona de glaciares más grande de Chile, que bordea el Cerro Paloma. Hasta bien entrado el verano, las faldas de la montaña están cubiertas de nieve hasta el nivel de la laguna, bloques de nieve comprimida de varios metros de diámetro flotan en el agua recordando los iceberg.

Al principio claramente reconocible, serpentea el sendero en dirección hacia la cumbre del Planchón, y mucho más arriba de la laguna dobla hacia el oeste. Quebradas profundas dificultan el avance, y el camino se pierde a veces en la zona de las vegas al pie de la montaña. ¡De ninguna manera hay que bajar al valle del rio Claro! Al lado de la vega esperan varios lugares planos aptos para acampar. Para llegar a este punto, hay que contar con cuatro horas más de caminata.

Día 2 (4-6 hrs.)

Todos los filos entre las quebradas llevan a la zona de la cumbre. Ya desde abajo se divisan cuatro puntas bien marcadas. Escogemos el filo que se dirige justamente hacia el centro, y después de cuatro horas de exigente subida alcanzamos los cráteres del Peteroa. En el primero, hasta donde llega el glaciar, borbotea el ácido sulfúrico. ¡Cuidado!, el borde es extremadamente quebradizo. No se acerque demasiado. Cuando hace buen tiempo, los vientos del sur y del oeste ayudan a disipar las tóxicas fumarolas del segundo cráter en dirección oriental, de modo que desde el otro lado uno se puede acercar al borde. Boredeamos el fauce del volcán por el lado sur, y al este del filo bajamos algunos cientos de metros. Aquí, debajo del límite de nieve, damos con un modesto lugar para poner la carpa.

Alternativa: Escalar en dirección sur la parte más alta de la caldera del Peteroa, bordear la cumbre quebradiza caminando sobre el hielo que se encuentra un poco más abajo, y bajar en dirección sur hacia el filo entre el Peteroa y el Azufre. Desde aquí se puede intentar la cumbre del Azufre el día siguiente, pero esto obliga pasar una noche en el glaciar, o uno se sacrifica en una salida maratónica con subida y bajada en el mismo día. Si hay mal tiempo, recomendamos bajar de inmediato. El viento norte, que suele acompañar el mal tiempo, nos sumerge en las emanaciones de azufre.

Día 3 (ascenso a la cumbre: 7 hrs.)

Desde nuestro campamento al pie del Peteroa, la ruta al Azufre nos guía primero hasta el glaciar del volcán. Justo al lado (un poco más a la izquierda), pequeñas cascadas se abalanzan al valle. El acceso al glaciar tiene una inclinación relativamente pronunciada de aproximadamente 50°, pero sólo en un trayecto breve. Directamente arriba del borde inclinado, llegmos a una zona de enormes grietas. La pared que nos separa de la cumbre, una enorme roca de varios cientos de metros de altura, la bordeamos por el lado inferior en dirección sur (La vuelta por el norte termina frente a una grieta infranqueable). Por el lado posterior de la gran roca seguimos el ascenso.

La ruta restante es fácil de divisar: nos lleva por una ladera bien inclinada a un filo aplanado, y por el filo se llega a la cumbre (4100 m). Según estación, aquí se forman altos penitentes, que dificultan el avance. La subida, en circunstancias normales, nos toma alrededor de cuatro horas, la bajada hacia el campamento, dos a tres.

Si quieres, puedes volver al lugar del primer campamento en 3 a 4 horas y, después de haber pernoctado allí, puedes bajar al punto de partida el próximo día (4-5 hrs.)

Alternativa: Desde el segundo campamento, vamos en dirección norte rodeando el complejo volcánico por el lado este, cruzando algunas quebradas y siempre intentando mantener la altura. Ya a las dos o tres horas vemos la Laguna Teno. En dirección a ella bajamos y llegamos al sendero que ya conocemos de la subida.

Quien baja a Argentina, necesariamente tiene que llevar los documentos arriba descritos, como el timbre de salida y el salvoconducto. Ya al bordear los volcanes, en parte se pasa por territorio argentino.

 

Aufstieg zum Peteroa
Ascenso al Peteroa

 

 

 

Laguna Teno
La fascinante Laguna Teno

 

 

 

Laguna Teno
Grandioso panorama

 

 

Crater Peteroa
En el cráter del Peteroa...

 

 

 

Crater Peteroa
...está hirviendo el ácido sulfúrico

 

 

 

Volcán Azufre
En la cumbre del Azufre

 

 

 

 

Adventure Handbook Central Chile
El tour aquí descrito es parte de nuestra guía.

 

 

El Caminante